Español | English

Bueno, yo he hecho deporte siempre, a varios niveles, y siempre ha sido un factor determinante en mi vida.

Hace un tiempo me di cuenta de que mi entrenamiento, tanto el autodidacta como el de gimnasio dirigido, no daba, para nada, los frutos que buscaba en ningún campo: ni en movilidad, ni en fuerza, ni en estética. Visto esto, tomé la decisión de empezar con Enso Movers como una alternativa a largo plazo (entré con el objetivo de un año en Enso Movers) para poder conseguir resultados en todos estos campos.

El resultado fue increíble. A parte de tener a dos entrenadores muy dedicados, que realmente se esfuerzan por que mejores, hacen un seguimiento estupendo de ti. Lo que consigues con este entrenamiento, tan bien dirigido, en plazos de tiempo tanto cortos como largos, es una locura. En 45 días, pasé de tocarme las puntas de los pies a, prácticamente, tocar el suelo con la palma entera subido en 2 pesas; de no tener fuerza suficiente para hacer dominadas estrictas bien hechas, a hacerlas y, además, hacer Muscle Ups, conseguir hacer handstands y bajar muchísimo peso (más de 6kg).

Con esto quiero decir que conseguí objetivos a una velocidad muy grande y, además, mi cuerpo se sentía más sano y con más fuerza. El cambio de empezar en Enso Movers no solo se vio en mi cuerpo: al empezar, me dieron unos cuantos consejos de nutrición, con los cuales decidí “quemar el barco” y seguirlos a raja tabla. Esto se notó en mi organismo de una manera bestial, dejó de costarme madrugar, mi cuerpo siempre tiene energía y nunca sufre somnolencia, me podía concentrar más en mis clases para ir a la universidad… Es decir, solo ocurrían efectos positivos en mí en todos los aspectos: mentales, emocionales (mi autoestima subió mucho) y físicos.

A día de hoy llevo algo más de 4 meses y los cambios no paran, las mejoras no paran, el seguimiento personal y atento de mis entrenadores se mantiene, y mi plan de mínimo un año sigue, y seguramente sea ampliado, porque dejar que Enso Movers dirija mis entrenamientos ha sido la mejor decisión que he podido tomar.

Finalmente, me gustaría añadir que yo estudio en la universidad, tengo un trabajo con un horario bastante desfavorable, practico otro deporte y además tengo vida social. Mi tiempo es limitado, pero aun así no me pongo excusas, y simplemente entreno cada día, por un cuerpo más fuerte, más ágil y más funcional.