Español|English

Podríamos hablar sobre nosotros, echarnos flores y, en palabras del señor lobo: “Chuparnos las pollas”; sin embargo preferimos que sean las personas con las que trabajamos aquellas que os cuenten su experiencia.

Ellos son los que ponen las horas, el trabajo, los que van a entrenar bajo el sol, de noche, aunque llueva y haga frío e incluso de viaje. Por eso creemos que tienen que ser ellos quienes hablen sobre el proyecto y lo que este les ha aportado. Les pedimos que escriban estos testimonios de forma sincera: con la longitud y expresión que quieran, así que aquí encontraréis diversas longitudes y formatos. Porque creemos que, al igual que cada persona necesita un entrenamiento personalizado,  cada uno se expresa a su manera, por ello no alteramos nunca el contenido en pos de la forma.

Finalmente nos gustaría notar que los testimonios aquí presentes son de personas que han estudiado con nosotros por lo menos tres meses, para que hayan podido ver el proceso, el trabajo duro y el progreso. Detrás de cada uno de estos testimonios hay mucho trabajo, tenlo en cuenta, querido lector, cuando los leas.

PD: Gracias a todos nuestros estudiantes por confiar en nosotros para acompañaros en vuestro viaje.

Atentamente, Pablo y Pau.