Handbalancing

El handbalancing es aquella disciplina que se encarga de trabajar todas aquellas posiciones en las que mantenemos el equilibrio sobre nuestras manos.

A pesar de que tradicionalmente se asocie el handbalancing con verticales (o pinos), es una disciplina mucho más amplia, que incluye equilibrios de mano, de codos y trípodes. Además de las posiciones estáticas, también se trabajan las diferentes formas de acceder a cada una de ellas y cómo movernos entre ellas.

Esto produce una disciplina muy rica que nos permite trabajar diferentes aspectos de la práctica de movimiento. Es por ello que forma una parte fundamental de nuestro programa de entrenamiento.

La práctica de handbalancing te aporta:

  • Aumento de la movilidad y estabilidad del hombro en diferentes rangos.
  • Capacidad de disociación de las articulaciones esapulo-torácica y escapulo-glenohumeral.
  • Pérdida del miedo al trabajo invertido.
  • Acondicionamiento de muñecas, codos, hombro y zona media.
  • Grandes niveles de propiocepción.
  • Requiere desarrollar una movilidad activa.
  • Aumento de tu vocabulario de movimiento.
  • Permite trabajar elementos avanzados como flexiones a pinos o presses a handstand