English | Español

Después de 9 meses con Enso Movers tengo una buena palabra para describirlos: formidables.

Llevo entrenando toda la vida, y este tiempo ha sido el más duro, gratificante y productivo para mi salud física.

Mi vida deportiva real empezó a los 14 años, al dejar de practicar deportes de equipo y pelota (por presión social), y empezar a hacer capoeira, acrobacias, parkour y gimnasia. Siempre he querido un buen rendimiento, aunque esto no lo supe hasta los 19 años. Para entonces ya tenía varias lesiones mal curadas, pero las dejaba pasar o usaba métodos que funcionaban a medias. A los 21 comencé a interesarme por el funcionamiento del cuerpo ya que estaba harto de que estas lesiones me limitaran, aunque las mantuviera a raya. Y entonces conocí a Enso Movers.

Empecé aprendiendo de ellos a través de las redes sociales hasta que decidí que quería que me asesoraran. La mejor decisión que he tomado. Conocí a una pequeña comunidad con la que comentar dudas, compartir material de interés e información y, sobre todo, aprender. Pau y Pablo te enseñan también sobre nutrición, salud, entrenamiento, enfoques, pensamiento crítico, biomecánica, y más cosas dentro de un gran abanico de áreas de conocimiento útiles para la salud.

El programa que te hacen es tremendamente acertado para las circunstancias y objetivos individuales ya que tiene en cuenta todo, desde enfermedades hasta lesiones, incluyendo también tus aspiraciones. En este tiempo he rehabilitado casi todas las lesiones y dolores crónicos que padecía: rotaciones en ambos hombros, esguinces múltiples en tobillos, sobrecarga en la rodilla izquierda, mala movilidad en casi todas las articulaciones, esguince en la muñeca izquierda, y alguna que me dejo. Todo esto me impedía progresar al máximo, y hasta ahora no había encontrado a ningún profesional de ninguna disciplina que me diera una solución a largo plazo no solo para curarme, sino para preparar mi cuerpo para las actividades que me gustan y que anteriormente me han lesionado.

Ahora tengo movilidad y fuerza para soportar impactos mayores y realizar gran cantidad de movimientos nuevos que antes no podía. Gracias a ellos estoy en camino de estar físicamente sano de verdad, sin miedo a torcerme un tobillo o sacarme un hombro y capaz de realizar grandes esfuerzos físicos sin miedo a que alguna articulación o músculo se dañe en el intento.

He tomado conciencia de la necesidad de preparar tu cuerpo para que pueda gestionar físicamente y a largo plazo las actividades que más te gusten, te motiven o necesites realizar sin riesgo de lesionarte o empeorar tu condición física. De modo que tú te esfuerzas y ellos te enseñan el mejor camino para llegar donde sea que quieras llegar.