Español | English

Si tuviera que describir mi experiencia en Enso Movers, lo haría con estos tres conceptos: aprendizaje, constancia y superación.

Aprendizaje
Cuando empecé en Enso Movers ni siquiera sabía lo que mi cuerpo era capaz de hacer. No era consciente de que tenerlo suponía poder -y saber cómo- utilizarlo, ni de que aprender a hacerlo requería esfuerzo y dedicación. Una de las muchas cosas que me ha enseñado Enso Movers es que hay que moverse. Puede parecer algo básico y, de hecho, puede que lo sea, pero básico no es siempre sinónimo de sencillo (y esto es algo que también he aprendido con Enso Movers): lo que quiero decir es que el movimiento es intrínseco al ser humano como especie, es decir, forma parte de su esencia. El problema surge cuando nos modernizamos y decidimos que el confort es esencial, olvidando lo que este concepto significa en realidad y alejándonos, como consecuencia, de nuestra verdadera naturaleza. Enso Movers me ha hecho darme cuenta de que solo moviéndote puedes llegar a algún sitio.

Constancia
La constancia ha sido también una parte del proceso de aprendizaje.
Cuando hace un año decidí iniciarme en este mundo, hubo en mi vida un cambio radical: pasé de sedentaria sin ningún tipo de experiencia en ejercicio a moverme 7 días a la semana. Obviamente, esto supuso tener que aprender de la noche a la mañana a ser constante y dedicada, lo que resulta muy difícil cuando nunca has tenido que realizar ningún esfuerzo físico.

Superación
Dejo este concepto para el final porque creo que es el más importante. Estar en Enso Movers me ha hecho aprender y darme cuenta de muchas, muchas cosas, pero desde luego lo que más me satisface es superarme a mí misma cada día.
Algo que a la mayoría de las personas nos cuesta entender es que para aprender algo hay que intentarlo, y que la primera vez nunca (y digo nunca) va a salir perfecto. Esta es una lección que a día de hoy todavía me cuesta aplicar, porque no hay nada más frustrante que intentar algo y que no salga bien. Enso Movers me ha enseñado que la clave del éxito es la repetición, y que si no te esfuerzas, no lo consigues.
Es duro hacer una misma cosa una y otra vez y ver que no obtienes el resultado que esperas, por eso es necesario (o, al menos, gratificante) tener a alguien que te apoye y te anime a seguir adelante. Ese “alguien” para mí ha sido Enso Movers, y no podría estar más contenta.

En resumen, entrenar con Enso Movers no solo me ha servido para cambiar mi cuerpo, sino que ha sido un proceso de evolución en todos los sentidos. A día de hoy, me siento una persona nueva, física y mentalmente. Y lo mejor de todo es que todavía me queda mucho camino por recorrer, muchas cosas que aprender y, sobre todo, muchos sitios por los que moverme…

Bibiana Martínez.